Home / Uncategorized / El Museo Francisco Cossío celebra su 43 aniversario con la exposición Barroco

El Museo Francisco Cossío celebra su 43 aniversario con la exposición Barroco

WApolo y Dafne

  • Obra del maestro mexicano Benjamín Domínguez
  •  Se inaugura este viernes 29 de noviembre
  • Sala Potosina

 

El Museo Francisco Cossío, su Casa de la Cultura, llega este 2013 a su 43 Aniversario, es por ello que invita a todos los potosinos y público en general a que se unan a este celebración, ya que este recinto ha sido a lo largo de estas más de 4 décadas uno de los recintos más importantes y motivo de orgullo  para todos los potosinos.

 

Una de las actividades que tendremos para esta celebración es la inauguración de la exposición “Barroco” del artista plástico, Benjamín Domínguez, que se inaugura este  próximo viernes 29 de noviembre a las 20:00hrs, en la Sala Potosina de este museo, la entrada es libre.

 

Barroco consta de más de 30 obras ente oleos y temples, de las cuales presenta la colección Jan Van Eyck, El matrimonio Arnolfini, variaciones. Este es una de las exhibiciones más importantes del Museo, ya que con ella se celebra su 43 aniversario y que mejor que con el excelente trabajo realizado por el maestro Benjamín Domínguez.

 

El mexicano Benjamín Domínguez Barrera es originario de Jiménez, Chihuahua, en dicha población inició su actividad artística con Doña Carolina Estavillo. Esta amistad fue muy fructífera, platicaban de las obras maestras del arte universal y ampliaban sus conocimientos con las imágenes de cerillos clásicos.

 

Benjamín aprendió a dibujar y a manejar algunos colores. El cine de la localidad le hizo algunos encargos para promocionar algunas películas. En 1962 ingresó a la antigua Academia de San Carlos, tuvo excelentes maestros como Francisco Capdevilla en grabado y en pintura Nicolás Moreno y Antonio Rodríguez Luna.

 

En 1970 ingresó al equipo de museografía del Museo del Virreinato en Tepotzotlán, que estaba a cargo del maestro Jorge Guadarrama, durante estos años estuvo muy cerca de obras de arte colonial, palpó las sedas, los marfiles y los santos estofados.

 

Se impactó con las porcelanas de oriente, con las monjas coronadas procedentes de los conventos del bajío y con los cristos de caña de Michoacán. De todo este caos universal de formas, colores y texturas, nació el camino que seguiría en adelante Benjamín Domínguez.

 

En sus primeras exposiciones aparecen sus pinturas con temas de monjas floridas y alacenas. En 1985 inició la serie dedicada al matrimonio Arnolfini, inspirada en la obra del extraordinario pintor flamenco Jan van Eyck intitulada “El Retrato de Giovanni Arnolfini y su esposa” fechado en 1434, donde se representa al rico mercader Giovanni Arnolfini y a su esposa Jeanne Cenami,

 

La crítica de arte contemporáneo Teresa del Conde valoró aquellas obras y las programó para exhibirlas en el Palacio de Bellas Artes. A partir de aquella fecha participa en diversas exposiciones realizadas en galerías, museos y centros culturales en México y el extranjero.

 

Una particularidad presente en sus obras es la aparición de seres extraños con peculiar vestuario realizando rituales mágicos; así como ángeles en bicicleta, volando papalotes por las orillas del mar. El pasado presente parece mezclarse sin ningún problema.

 

En la actualidad Benjamín Domínguez es uno de los pocos pintores que por su conocimiento de las antiguas técnicas de la pintura se considera heredero de la tradición pictórica mexicana.

 

 

 

 

No olvides seguirnos en Facebook
WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com