Home / ARTE / Optimismo a la danza: Requiem de Foramen M. Ballet en el Oc´-ohtic

Optimismo a la danza: Requiem de Foramen M. Ballet en el Oc´-ohtic

In memoriam al Mtro. Eduardo López Lemus

Por: Roberto A. Valenciano Capín

requiem
Un Réquiem-anécdota de la nostalgia- fue solo el let motiv para exponer y a la vez expotenciar estas formas bien articuladas de las concepciones de esta dicotomía morir/renacer es lo que ofreció Foramen M. Ballet bajo la dirección de la Mtra. Beatriz Madrid, como acto inaugural de esta fiesta de la danza y a la vez ser un sentido agradecimiento al Mtro. Eduardo López Lemus siendo testigo el teatro Armando Manzanero en esta capital meridense.

Una obra de sumo interés no solo por la contundencia lograda en la dramaturgia planteada sino en esta puntual exposición y tratamiento entorno a este asuntos tan esencial como ser humano.

En donde desde los primeros tañidos de unas campanas incide en transportarnos en esta atmosferas obnubilada de tres historias-parejas-en igual número de mesas expuesta en este escenario yucateco.

A partir de esta imagen, Madrid detenta y a la vez invita sin cortapisas a ser parte de esta travesía en los deveneos de esta dicotomía dolorosa/anhelante, en donde los demonios abajo de la cama buscan salir, la vitrina como este espacio de la intimidad violentada o anhelada, la cruz/redención, este intenso muro de los lamentos y la fractura de este mundo volátil de castidad por lo vital-carnal..

Un réquiem que tiene el acierto de no restituirle al cuerpo su capacidad para elaborar sus discursos, sino expotenciarlos, al hacerlos transitar por una dramaturgia de movimiento sumamente envolvente en si misma y detonar en logradas metáforas, gracias a esta preocupación de su directora por desplegar un decantado y puntual movimiento con profundidad y sentido, evadiendo el vocabulario trillado al que recurren coreógrafos que siguen las modas del quehacer dancístico.

A pesar de estar sustentado en diferentes estadios, se destaca por esta sutileza y la puntualidad en como fueron abordados estos temas, al dejarse fluir por si mismos y una consecuente e hilarante tensión aunado a consistentes pulsaciones a flor de piel y hacer vibrar aun al increpar a la fragilidad del ser humano en su propia resilencia.

Aunado al lograr este consecuente diálogo y en voz de su creadora, sustanciar esta lectura muy particular de esta dramaturgia del espectador y del creador.

Así como estar siempre omnipresente el pulso del trazo en su poética del homenajeado, el Mtro. Eduardo López Lemus y conjugarse con esta fuerza creadora pulsada en esta pieza.

Un verdadera cátedra del hacer saber danza. Una voz pertinente en un momento en que la danza contemporánea se encuentra fascinada con el artificio y la necesidad de gustar para lograr el reconocimiento público.

 

Desde su trinchera, Karla Graciella Rodríguez Torres comparte bajo este tributo in memoriam ” Wonderful… we need to talk”, una pieza creada por Susan Collard/ Rodríguez Torres, al ofrecer desde este trabajo dancístico bajo esta gran expresividad y volverse un sentido agradecimiento y fraternidad que la une con el homenajeado.

Bajo este talante, incide esta obra en este constante diálogo a través de un diligente discurso no solo corporal sino el tomarlo con sapiencia y detonar este diálogo a partir de no solo replicar sus guiños, sino hacerlas suyas y así como crear palabras hechas a través de la gestualidad de sus manos, de su bondadosa corporalidad y por lo tanto volverse sin mas en una sola entidad; un visaje pleno y compartido de emotividad y aprendizaje de Rodríguez Torres con Eduardo López Lemus.

De esta manera volverse en no solo un reconocimiento que conmovió por su calidad interpretativa, sino también por su decantación de hacer sentir que se bailaba con ellos y poner a flor de piel esta pulsación del estar siempre ante el homenajeado que siempre estará ahí con aquellos que compartimos con este amoroso utopista.

Todo como parte de esta fiesta danzaria de esta XIX Festival Nacional e Internacional de Danza Contemporánea Oc`-Ohtic (lo bailamos, lo danzamos).

No olvides seguirnos en Facebook