Home / ARTE / Inauguran paralibros en San Nicolás Tolentino

Inauguran paralibros en San Nicolás Tolentino

Sc_Paralibros

A partir de este 8 de abril opera la instalación número 11.

Continúa extendiéndose la red de fomento a la lectura.

A partir de este martes, 8 de abril, en la cabecera municipal se contará con un nuevo paralibros, con lo cual el Gobierno del Estado, a través de la Secretaría de Cultura continúa realizando labores para el fomento de la lectura en todas las regiones del Estado.
En el Estado de San Luis Potosí existen actualmente 10 paralibros, localizados en los municipios de Real de Catorce, Matehuala, Moctezuma, Mexquitic de Carmona, Soledad de Graciano Sánchez, Rioverde, Ciudad Valles, Tamuín, así como dos más en la ciudad de San Luis Potosí, uno de ellos en el parque Juan H. Sánchez, y otro en el parque Tangamanga I.
Con la inauguración del Paralibros en San Nicolás Tolentino, la rede de promoción a la lectura se sigue extendiendo, y para ello se cuenta en esa localidad con un acervo bibliográfico de aproximadamente 300 libros de los más variados temas para la consulta y el disfrute gratuito de los habitantes de San Nicolás y localidades cercanas.
La operación de este nuevo paralibros, en el Jardín Cuauhtémoc de San Nicolás, correrá a cargo de la Presidencia Municipal, a donde podrán acudir todos los interesados para conocer sus horarios y sus servicios.
La instalación de este tipo de módulos de promoción a la lectura corre a cargo de la Dirección de Publicaciones y Literatura de la Secretaría de Cultura, a través del Programa Nacional de Salas de Lectura (CONACULTA), y en ellos se realizan diversas actividades durante todo el año, a través de la c creación de salas de lectura.
Una Sala de Lectura es un espacio donde cualquiera, a cualquier hora, puede sentarse con un libro y aventurarse por los universos que encierran las palabras contenidas en las páginas de un libro, por lo cual Conaculta busca llevar libros a todos los rincones del país, y actualmente a todo lo largo y ancho de la República Mexicana sesionan, de manera activa, más de 3 mil 500 Salas.
La forma en que sesiona y opera una Sala de Lectura es muy sencilla. Lo más importante es que haya un voluntario o voluntaria que quiera compartir libros y conversaciones con los integrantes de su comunidad. Luego se requiere un espacio físico. No importa mucho el tamaño. Puede ser lo mismo un salón de belleza, la sala de una casa, una panadería, un parque; cualquier sitio donde pueda reunirse un grupo de personas de cualquier edad a leer, conversar, debatir y compartir todo aquello que descubran a través de sus lecturas o las lecturas de otros, de manera que las Salas de Lectura son espacios totalmente gratuitos.
Por lo que se refiere a los paralibros, éstos se conformados por estructuras semejantes a una parada de autobús y se instalan en parques, plazas y otros espacios públicos. Al igual que las Salas de Lectura, los Paralibros ofrecen una colección básica constituida por 365 libros, al menos uno distinto para cada día del año, y en esos sitios se ofrece la asesoría de un mediador y préstamo a domicilio de los libros en horarios y días fijos que los vecinos y transeúntes conocen.
Los Paralibros surgieron por iniciativa de la Dirección General de Publicaciones (DGP) del Conaculta, a través de su Dirección General Adjunta de Fomento de la Lectura y el Libro, como un fruto más de la trayectoria del Programa Nacional Salas de Lectura (PNSL) en la formación de mediadores de lectura y el establecimiento de espacios de lectura en lugares no convencionales o de difícil acceso.

No olvides seguirnos en Facebook