Home / ARTE / El artista contemporáneo Carlos Aguirre ofreció curso de nuevas tecnologías en el IPBA

El artista contemporáneo Carlos Aguirre ofreció curso de nuevas tecnologías en el IPBA

CARLOS AGUIRRE2

Con el objetivo de conocer nuevas tecnologías en la producción de las artes visuales y la posibilidad de experimentar con ellas, se llevó a cabo el curso Nuevas tecnologías, nuevos acercamientos, a cargo del artista contemporáneo Carlos Aguirre.

En el curso, que se llevó a cabo en las instalaciones del Instituto Potosino de Bellas Artes del 20 al 24 de octubre, se abordaron temas como fotografía, nuevos materiales y técnicas, láser, router digital, entre otros.

Carlos Aguirre es un artista fascinado por las nuevas tendencias y posibilidades que ofrecen al arte las tecnologías actuales. Por ello, en el curso impartido ofreció nuevas herramientas de trabajo para la presentación gráfica de una obra o colección, como técnicas de montaje, corte láser e impresión en gran formato. Además se llevó a cabo la revisión de proyectos internos de los participantes para enriquecer su obra.

Los alumnos que asistieron al curso fueron elegidos en una selección previa por el artista, quien evaluó sus trabajos anteriores.

Carlos nació en Acapulco en 1948. Estudió diseño industrial en México y arte en Londres. Regresó al Distrito Federal en 1978, donde comenzó a exponer y relacionarse con artistas interesados en el arte conceptual y en el trabajo de “los grupos”. Perteneció al Grupo Proceso Pentágono. Su trabajo individual se desarrolló alrededor de la neográfica, y los temas eran de contenido social.

A finales de los 80, dio un salto a la instalación, este proceso duró una década. En el 2000 empezó a trabajar con textos y figura humana, con diversos materiales, experimentos y variadas resoluciones digitales y tradicionales. En 1996 recibió la beca Guggenheim.

Ha presentado exposiciones individuales y colectivas en México como en el extranjero, ha participado en dos ocasiones en la Bienal de Sao Paulo y en la de Paris, de la Habana.

No olvides seguirnos en Facebook