Home / ARTE / “Braceros”: poderosa exposición en el Museo del Ferrocarril

“Braceros”: poderosa exposición en el Museo del Ferrocarril

DSC_4125Fue inaugurada la exposición “Braceros” en las instalaciones del Museo del Ferrocarril “Jesús García Corona”, la cual consta de una serie de fotografías dentro del contexto histórico-periodístico de los hermanos Mayo.

Por Carlos Garrigos.- El tema principal de la exposición son los braceros, hombres mexicanos contratados en Estados Unidos por su mano de obra barata, pocas exigencias de derechos laborales y poco interés de las autoridades en defenderlos, lo que les permitió trabajar a pesar de ser “ilegales”.

En esta exposición podemos apreciar la gran brecha de oportunidad que aún existe en México, es imposible no ver aún el dolo, sufrimiento y esfuerzo de las personas a través de los diferentes lentes de los hermanos Mayo.

Miles de hombres, pioneros del “sueño americano” te observan desde las paredes de este museo, contando cada uno su similar historia.

Otro dato favorable y que se agradece de esta exposición es que la  museografía fue acertada, uno de los grandes problemas en los Museo de San Luis es que está no siempre es la idónea y dificulta la lectura de la misma aún para los visitantes más experimentados. En este caso felicito el trabajo hecho, pues aunque se trate cuestiones básicas como el orden por hechos o circunstancias, es suficiente para enganchar al visitante y lograr que la exposición duerme más de 5 minutos. Los detalles y acotaciones históricas, producto de la redacción de los hermanos, a apasiona a uno como periodista ante un estilo ya casi perdido y olvidado.

Otro gran atino de la exposición es que a manera de pilón podemos observar otras imágenes de la época no relacionadas todas con los braceros, pero con un arte en el registro de situaciones tal que merecen la atención y transcendencia, algo que celebro del curador haber tomado el riesgo. Las dimensiones de algunas imágenes incluso crean la ilusión de ser ventanas a otros tiempos, sintiéndose casi el palidecer de nuestros iris por el contagio nostálgico de las imágenes.

Fue también presentado ese mismo día la exposición “Las estaciones”, material obtenido de un concurso nacional en el año 1995, y aunque no cuenta con la potencia y sensibilidad de la otra exposición, es comprensible valorar el esfuerzo de entusiastas de la fotografía y siempre es bienvenido el registro histórico aunque sea de hace algunos años, total la historia le deben contar varios.

No olvides seguirnos en Facebook