Home / CIUDAD / Ambulantes, comerciantes y tianguistas desatan caos en la Ciudad

Ambulantes, comerciantes y tianguistas desatan caos en la Ciudad

DSC_8726San Luis Potosí, SLP.-Integrantes de diferentes asociaciones y grupo de comerciantes, ambulantes y tianguistas se manifestaron este día desde las 10 de la mañana y partiendo de diferentes puntos de la capital.

La Unidad Administrativa Municipal era el destino principal de la convergencia de los manifestantes, pero ante la noticia de que esta se encontraba resguardada por Policías Municipales y Elementos Antimotines, los manifestantes decidieron acudir a Plaza de Armas.

Durante su marcha y aunque ya estaba prevista la manifestación, se presentó una congestión vehicular en  la Avenida Carranza, Avenida de la Paz, Eje Vial y la Alameda.

A su llegada a Plaza de Armas, se trasladaron a manifestarse fuera del Congreso del Estado donde gritaron improperios contra el cuerpo legislativo señalando que únicamente se legisla en contra del pueblo.

Posteriormente se apostaron frente del Palacio Municipal, el cual se encontraba cerrado. En sus consignas gritaban “Ricardo Gallina, sal de tu oficina”. La manifestación continuó por unas horas y levantaron un tapanco asegurando que se mantendrán en el lugar hasta que no sean recibidos por el Alcalde y se busque una solución. Líderes aseguran que el Alcalde no ha tenido ningún acercamiento con ellos y que algunos tienen más de 40 años trabajando.

 

Por otra parte algunos tianguistas se desmarcan de los ambulantes, señalando que están a favor del retiro de puestos principalmente los que invaden banquetas y ponen en riesgo a la ciudadanía.

Otros manifestantes acusaron a la Directora de Comercio de actuar con prepotencia y responsabilizaron “Al Gobierno” de lo que les pudiera suceder pues indican que han sido reprimidos con amenazas personales.

El campamento permanecerá hasta nuevo aviso. Se espera además la instalación de puestos de venta en Plaza de Armas.

No olvides seguirnos en Facebook

Comentarios

  1. Ojala la autoridad haga respetar la ley.

  2. Es lo que realmente hace falta que se respete los reglamentos y leyes y no la impunidad en la que viven amparados estos grupos

  3. Vro MzaVro Mza dice:

    Hoy Manifestación por parte del ambulantaje en SLP, y exigen muy “enérgicamente” y amenazan con mas acciones, los que les compran ni se quejen!! (hubiesen escuchado). De no quitarlos pronto sera como un Tepito o la Merced, o caso no se han metido al centro, bueno para que sepan, ya no se ve el cielo en algunas zonas, solo lonas puestos y gente que no sabes si compra, vende o ve tu a saber que (aja). Se llega a producir un incendio, no hay salidas de emergencia, se acerca diciembre y nada mas piensen un poco lo que puede suceder.
    Si, buscar un trabajo esta de la chi…. pero esto se esta saliendo de control, para tomar el camión pues bájate de la banqueta por que ni como, Elektra, Del Sol, Woolworth, los Bancos, Oxxo´s, Farmacias del ahorro y otras, ninguno ha podido hacer algo para quitarlos de tapar su entrada, es una plaga, yo estuve al menos unos 5 días y es una grilla, todo esta mal, se expiden “credenciales” claramente el departamento de comercio esta involucrado con los mentados permisos, como indicaciones SI ALGUIEN TE DICE ALGO O TE QUIERE QUITAR, LLAMA AL DICHOSO ENCARGADO Y AHORITA LO ARREGLAMOS (claro a base de violencia de que mas). “Las plazas se ven horribles con tanto puesto”, el 12 de Diciembre pueden darse una vuelta y ver a detalle lo que venden y como lo hacen y donde hacen. No estoy en contra de la gente que los atiende, pero si creo que debe haber un orden con esto, no piensan las consecuencias, manejan tanques de gas, lonas, cables por todos lados, productos inflamables, la comida de dudosa procedencia y nadie se va hacer cargo si algo sucede ¿o si?. Los mercados de están quedando vacíos por que no hacer un esfuerzo. La situación económica en el país no cambiara ni hoy, ni mañana, ni pasado, pero si puede darse un acuerdo entre partes. Por cierto debían de haber escuchado la manera de exigir, es de llamar la atención vaya cosa violenta que se puede dar, (no si era líder de la organización u algo). Como responda el ayuntamiento………….ComingSoon.

  4. El ambulantaje es un problema económico, político y social; los ambulantes no están por gusto en las calles ofreciendo sus productos; desgraciadamente las autoridades tienen la vocación de no hacer nada y crear conflictos casi sistemáticamente.
    Son un factor de fricción permanente por los manejos caprichosos que hacen con la ley. Cuando los viejos políticos potosinos controlaban el ambulantaje no había problema, pero cuando hay movimientos independientes, coordinadoras, personas que quieren caminar por su cuenta, ahí es donde comienza a molestar el ambulantaje y dicen que ‘afea’ el entorno urbano sin antes problematizar lo feo o lo bonito, pues para esto tienen que sacar parámetros científicos de lo que pueda estar pasando en este asunto.
    Creo que el problema real del ambulantaje es que no existen espacios dignos para que la gente que se dedica a él pueda trabajar, ya no quieren ni que se ganen la vida; es un grave problema porque las personas tienen derechos y no se les pueden conculcar ‘porque hay que arreglar una fachada’.
    A mí me parece que lo que hay que hacer es normar elementos de diseño, equipamiento urbano, que permitan que ese ambulante trabaje de una forma digna y que no aleje a los muchos o pocos turistas que llegan a San Luis Potosí; se necesita un espacio eficiente de comercio que coadyuve también a darle un toque folclórico al Centro Histórico; por ejemplo uniformidad en los toldos, en los puestos, con materiales que tengan que ver con una estética y facilitar a la gente el acceso a este tipo de comercio

    YA BASTA de los de comerciantes ambulantes corruptos y traidores que siempre han vendido a sus compañeros a cambio de seguir trabajando en los mejores lugares de la vía pública y de convertirse en supuestos defensores de la “belleza del Centro Histórico”…
    YA BASTA de corporativismo clientelar electorero…El problema debe empezar a resolverse con el consenso social no nada mas de los “lìderes de los comerciantes”. Debe haber una evaluaciòn seria, un anàlisis laboral y socioeconòmico, y sobre todo, voluntad de todas las partes.
    Como dijo hace tiempo una comerciante ambulante: y cito: ““Por ello nos preguntamos: ¿Cuántos mercados más van a hacer? ¿En qué condiciones? Ahí estamos varios comerciantes de mercados que seguimos esperando que nos ayuden para acreditarlos, pero ningún Gobierno ni ningún presidente municipal ha querido hacerlo. …“Si nuestro trabajo genera molestias, sólo pedimos que nos construyan mercados dignos; que nos dejen trabajar, ya tenemos muchos años solicitando apoyo y hasta ahora no hay respuesta; desde hace 20 años nos ofrecieron ayuda y seguimos esperándola. Pero, como usted ve, nos dejaron otra vez en la calle y no estamos dispuestos a aceptar ninguna reubicación ni que nos traten como delincuentes; la informalidad no es un delito, es una necesidad”…
    YA BASTA DEL NEGOCIAZO QUE REALIZAN LOS LIDERES TRAICIONANDO SIEMPRE A SUS COMPAÑEROS Y DEJANDO LAS COSAS IGUAL O PEOR CADA VEZ,
    YA BASTA DE AUTORIDADES LAXAS, CORRUPTAS Y MIEDOSAS. La nueva autoridad debe actuar mesuradamente y con fundamento en lo legal, y con una visiòn conciliadora pero no por ello permitir que EN EL CENTRO Y EN TODA LA CIUDAD SIGAN GOBERNANDO LOS AMBULANTES (ni siquiera ellos sino sus “lideres”)…

  5. El ambulante: un asunto político y de gestión pública

    La cantidad de ambulantes que se encuentran en las calles, así como el importante mercado que representa, hace que esta actividad tienda a realizarse de manera organizada bajo los liderazgos de “dirigentes” que movilizan a sus huestes para defender sus intereses. La fuerza de las organizaciones de ambulantes queda claramente evidenciada por las manifestaciones de protesta de los contingentes de comerciantes ambulantes que deciden realizar una marcha, un mitin o un plantón para hacerse escuchar.

    La fuerza de las organizaciones de comerciantes ambulantes,, no sólo se deja sentir a través de los mítines y las manifestaciones, sino a través de la violencia y de la fuerza física desplegada en la lucha por el espacio público que se establece entre ellas, como lo muestran los frecuentes enfrentamientos entre diferentes grupos de vendedores ambulantes .

    Los operativos policíacos contra “la venta ilegal y la piratería” son también frecuentes, asì como el abuso por parte de las fuerzas del orden en muchas ocasiones, lo que nos lleva a un circulo vicioso que difìcilmente puede romperse.

    La muchedumbre de gente que prefiere comprar en las calles y no en los negocios establecidos, así como las ganancias calculadas, ayuda a comprender el descontento de los comerciantes establecidos, que se presenta en la prensa en forma de manifestaciones públicas, de reportajes, opiniones y desplegados presentados por sus congregaciones. Así, la Cámara Nacional de Comercio se “pronuncia a favor de usar la fuerza pública contra ambulantes”. Las quejas constantes son una competencia desleal, la invasión de la vía pública, la obstrucción del acceso a sus negocios, la ilegalidad, una supuesta inseguridad generada por los puestos callejeros, el aumento del número de comerciantes ambulantes que no pagan impuestos y falta de políticas contra el comercio informal, entre otras.

    Los tópicos de la opinión pública que hacen del ambulante de hoy un individuo sucio, mal educado y que vende productos “piratas sin pagar impuestos” oscilan entee la realidad y la campaña agresiva del comerciente establecido a travès de la siempre comprable prensa.

    El discurso de las autoridades con respecto al comercio ambulante es conciliador. No se declara abiertamente que es una actividad que debe desaparecer, a pesar de que los operativos así lo muestran, sino que se habla frecuentemente de una necesidad de reubicación, reordenamiento, reglamentación. Detrás de estos términos y de los programas que pretenden convertirlos en acciones, existe una noción del ambulantaje como un problema urbano de grandes dimensiones imposible de exterminar, pero sí de organizar y ordenar para realizar una suerte de “limpieza” de las calles. Un doble discurso que tiene que conciliar los intereses del comercio establecido y aquéllos de las grandes organizaciones de comerciantes ambulantes que han tomando fuerza política a lo largo de las últimas décadas. Interesante también es que en las imágenes se observa cuáles son los lugares privilegiados para desarrollar el ambulantaje: paraderos de autobuses y microbuses, terminales de metro, estaciones importantes de trasbordo o de cambio de transporte.

    Se necesita comprender un fenómeno urbano complejo que involucra a diferentes actores como son los comerciantes en la vía pública en sus distintas modalidades, la forma en que se encuentran organizados y sus respectivos líderes, los comerciantes establecidos que dicen ver afectados sus intereses particulares, el gobierno local que intenta reorganizar el comercio a través de programas de reordenamiento y los consumidores de los diferentes servicios o productos que se ofrecen en la calle. Dicho fenómeno se presenta como una alternativa para amplios sectores de la población que han sido excluidos del sistema económico formal, aunque también obedece a una tradición de la que desde hace varios siglos han participado los sectores más desprotegidos de la sociedad mexicana.

    La dimensión territorial o espacial del ambulantaje es determinante para el desarrollo de la actividad en cada época. Es constante la ocupación de la vía pública para la instalación de puestos más o menos móviles, flexibles y desarmables.

    Las transformaciones del ambulantaje y de sus representaciones evolucionan en armonía con las características que toma la ciudad en cada época. No se trata de un fenómeno desvinculado del desarrollo urbano ni de las formas de vida o de ocupación del espacio público propias a cada período. Se adapta a la movilidad urbana propia a cada época, pues los puntos privilegiados de venta en las representaciones coinciden con los espacio urbanos que dan lugar a la circulación. El ambulante actual ya no sólo se ubica en las salidas de las iglesias, en las plazas o puntos de convivencia social propios de la ciudad colonial y decimonónica, sino que ahora se encuentra principalmente en los puntos centrales del traslado metropolitano, como son las terminales de autobuses y demás sitios por los que transita gran cantidad de usuarios del transporte público. También se ubica en sectores que tradicionalmente han concentrado una actividad comercial y que por ello atraen a los consumidores en forma masiva.

    El aspecto económico del ambulantaje se encuentra constantemente representado por la presencia de mercancías ofrecidas por los vendedores durante los tres periodos. Mientras que en el caso de la ciudad colonial la venta ambulante parece centrarse en productos comestibles (frutas, verduras, dulces, aves, comida preparada, etc.), en aquel de la ciudad moderna de finales del siglo XIX, la gama de productos se diversifica al incluir artículos para vestir o para el hogar. Las mercancías ofrecidas por los comerciantes ambulantes parecen corresponder a una infinidad de productos, renovándose según las temporadas: juguetes, arreglos navideños, productos religiosos, patrios, etc., además de ser el medio de distribución de los llamados productos “piratas”.

    En resumen, el ambulantaje es un fenòmeno social del qjue no podemos escapar, y que en sì mismo tampoco puede escapar de los “usos y costumbres” por parte de lìderes manipuladores que se enriquecen con su defensa, ni de polìticos aprove3chados ni de gobernantes que, en el menos peor de los casos, desquician el problema por no tener una visiòn adecuada del problema.

    La ciudadanìa es parte del problema, pues somos los consumidores masivos de este fenòmeno, pero tambièen somos las vìctimas de las malas gestiones sobre el tema.

    Hay decenas de mercados construidos con dinero publico que, estan abandonados, o son utilizados por estos mismos ambulantes como bodegas de paso.

    Lo que no hay es consenso ni tratamiento serio del problema socioeconòmico y polìtico-electoral del ambulantaje.

    Es una guerra sin fin…

  6. En serio, no estoy en contra, de los ambulantes, pues es el trabajo y sustento, de algunos comerciantes!!! Solo pido los reubiquen!!! Pero si da pena y tristeza, y coraje, que vas al centro histórico, que es tan, bello y no puedas ni tomar fotos, y que algunas calles,. No se puede ni caminar agusto,.!!!

  7. Aquie fue al reves prinero la reprecion y luego el dialogo.

  8. Kely RojasKely Rojas dice:

    Sus puntos de vista son muy claros y respetados
    Pero si no saben x ke esta sucediendo todo este movimiento mejor no hablen y primero informense
    Absolutamente todo el comercio en SLP esta encontra de Gallardo x muchos puntos
    Kiere llegar aser lo ke iso kon soledad x ese lado del comercio
    Entiendan no es solo el centro x eso tanta gente reunida y la proxima sera mas
    Se los aseguro

    Y si estan de acuerdo con Gallardo esperen su garrafonsito cobija y despenza
    La gente lo uniko ke buska y kiere es trabajar no importan sus miserias con las ke compro a Soledad
    Buenas Noches

  9. Nadie puede estar por encima de la Ley, aunque sean organizaciones dizque fuertes, ya estamos hartos, del anarquismo que existe en nuestra ciudad, los turistas se quejan del ambulantaje, no hay que ceder a sus caprichos, la autoridad, debe seguir adelante, que los reubiquen en lugares en donde no estorben la belleza de nuestro centro y el libre tránsito que tenemos los ciudadanos, estorban y se ponen en donde les da la gana, pero, si nos damos cuenta, en los mejores lugares de nuestro centro, y hay de aquel que les digan algo, lo tunden de insultos inclusive son muy agresivos, no podemos seguir siendo presos de esos grupusculos, adelante autoridades, les apoyamos.

  10. Los ambulantes son comercio informal, no pagan predial, agua, luz, uso de suelo, nada! Estorban ensucian venden en su mayoría cosas desechables, pero la culpa no es de ellos es de todos los que les compran y fomentan que se pongan, desde unas papas hasta ropa, es horrible tener que pasar por el centro porque uno no puede ni caminar y cuidado y les toques sus puestos porque hasta se indignan como si tuvieran derecho! Ojalá y no sólo los reubiquen sino que los quiten, que si es su medio de vida que consigan trabajo y paguen impuestos como todos los demás, sea Gallardo o quien sea que los quite yo los apoyo!

  11. El pueblo respalda a la autoridad

  12. Sin ser tendencioso y analizandolo con claridad, en la feria hay mas y mejor espacio, baños y puede haber un mejor orden para todos los visitante,pero alguien esta moviedo a los comerciantes para quemar maas a Gallardo, porque los medios le tiran tanto y al Gordo Mario y Labstida que nadamas robaron y no hicieron gran cosa no les tocan ni un pelo,Si apoyamos sensatamente al actual presidente es probable que realize acciones que mejoren las condiciones de la capital potosina que desde hace muchos años necesitamos. OJO hay comerciantes ambulantes que tienen dos o mas puestos en diferentes puntos, eso ya no es necesidad primaria como lo dicen, es enrequesimieto!! y necedad.

  13. Molesto que no puedes caminar sobre las banquetas, que ni puedes subirte al camión porque todo esta lleno de ambulantes