Home / Evento / de San Luis para Wirikuta

de San Luis para Wirikuta

Cuando:
agosto 20, 2015 a las 7:00 pm – agosto 21, 2015 a las 8:00 pm
2015-08-20T19:00:00-05:00
2015-08-21T20:00:00-05:00
Donde:
Bar La Primorosa
Calzada de Guadalupe 460
De San Miguelito, San Luis Potosí, S.L.P.
México

De San Luis para WirikutaEl territorio de WIRIKUTA se ubica en el norte del Estado de San Luis Potosí, es el cuadrante suroriental del Desierto de Chihuahua, el más grande del norte américa. Como es una sola eco-región, lo que ocurre en Wirikuta afecta a todo el deserto de Chihuahua y equilibrio ambiental planetario en su conjunto.

 

Que no nos engañe la palabra desierto, Wirikuta es un extenso y biodiverso edén, donde conviven 567 especies de plantas, 141 de aves, 53 de mamíferos, 7 de anfibios y 32 de reptiles, entre ellas destacan el águila real, la serpiente de cascabel y el nopal, que conforman el escudo nacional mexicano, otros son el venado cola blanca, la biznaga roja, la gobernadora y el peyote, es un lugar donde la naturaleza aún encuentra condiciones de auto reproducción y junto con ella, miles de hombres y mujeres que habitan la región comen de lo que produce su tierra y del turismo que la belleza e historia del paisaje atraen. Sin importar cual sea su fuente de ingresos todas las personas que viven en Wirikuta beben de sus manantiales y respiran de su aire claro.
Por si ello fuera poco el territorio de Wirikuta es sagrado para el pueblo indígena wixarika (huichol) es el lugar de nacimiento del sol, morada del abuelo fuego Tatewarí, de Kauyumari, de Tamatsi Parietsika y muchos otros ancestros, su geografía es el escenario sagrado de múltiples relatos cosmogónicos y es uno de los principales ejes espirituales e identitarios de su cultura. Cada año los huicholes peregrinan por más de 500 km, desde su comunidades en las sierra de Jalisco, Zacatecas y Nayarit para visitar y alimentar a los ancestros-dioses, recibir sus mensajes y recoger el preciado hikuri (peyote) que es utilizado en ceremonias y para curar.

 

Por su riqueza ambiental y por la trascendencia que tiene para el pueblo wixarika, a partir del 9 de junio de 2001, el Estado de San Luis Potosí, declaró a Wirikuta Sitio Sagrado Natural, con un área natural protegida de 140, 211.85 hectáreas.
A pesar de todas las razones que hay para respetar, preservar y defender a Wirikuta, a quienes la habitan y al pueblo wixarika, los últimos gobiernos federales, estatales y municipales han preferido defender los intereses del dinero y el mercado, creado condiciones que ponen en riesgo y dañan a todo lo que nos es preciado y sagrado como la vida, el agua, la tierra, la historia, la memoria, la cultura y la dignidad de nuestra gente.
Todo esto se ha hecho violando los derechos humanos contenidos en los tratados internacionales y en las leyes mexicanas y potosinas.
Entre los riesgos y daños hacia Wirikuta destacan las extensas concesiones a corporaciones transnacionales mineras que otorgó el gobierno federal en el sitio sagrado natural, los proyectos de infraestructura dirigidos a proveer de agua a la mega minería, como la Presa de la Maroma, y la operación de extensas agroindustrias que devastan el entorno, explotan a sus trabajadores y trabajadoras y donde no existen las condiciones mínimas básicas de trabajo digno y derechos laborales.

El festival De San Luis para Wirikuta, tiene varias finalidades,
– Primera. Difundir información, entre la población de la capital potosina, respecto de la situación por la que atraviesa el territorio sagrado;
– Segunda. Recaudación de fondos destinados a apoyar la realización del Foro denominado Agua en el Desierto, Wirikuta al 2030, a realizarse el 28 de agosto de 2015 y cuyo objeto es realizar una reflexión desde la ciencia y los saberes locales sobre la situación actual y futura del agua en el municipio de Catorce, San Luis Potosí, de tal modo los fondos que del festival se recaben serán destinados a la compra de los insumos para los alimentos de las y los asistentes de Agua en el Desierto, que serán preparados por las habitantes de Wirikuta, de ese modo la sociedad civil y artística potosina contribuye a ese importante procesos de compartición de saberes.

 

– Tercera. La redacción firma de la Declaratoria de San Luis para Wirikuta, misma que ha de contener un posicionamiento y petición signada por las y los asistentes a las actividades del evento, así como por organizaciones adherentes , a efecto de exigir a las autoridades administrativas, legislativas y judiciales que se tomen provisiones para garantizar el respeto, protección y preservación del sitio sagrado natural, particularmente el apego de las instituciones a los términos de los distintos decretos protectores, especialmente a la declaratoria de Área Natural Protegida y a la Recomendación 56/2012 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, así como una petición al Estado mexicano en su conjunto para que vele por la salvaguarda de los derechos humanos de las y los habitantes de Wirikuta como los de las y los integrantes del pueblo wixarika y de manera más amplia de las y los habitantes de la eco-región del desierto de chihuahua, quienes nos veremos afectados en nuestros derecho al verse mermado el medioambiente en el que vivimos con los megaproyectos en ciernes en Wirikuta y la región de El Salado. Y un llamamiento a las autoridades para que reflexionen sus políticas desarrollistas y su viraje hacía procesos sustentables que se hagan con los pueblos y no a pesar de los mismos.
Este documento y las firmas que lo sustenten, será entregado a las diversas autoridades y podría servir como fundamento para un futuro juicio de amparo con vinculación en intereses legítimos colectivos.

No olvides seguirnos en Facebook