CIUDAD

Los peces Koi de la Alameda “Juan Sarabia”

San Luis Potosí.- Es en condiciones insalubres como parece que viven los peces del estanque de la Alameda “Juan Sarabia”. Éstos han sobrevivido en las mismas condiciones desde hace muchos años debido a que autoridades y la población en general les desinteresa recuperar y tener un espacio público decente, lo cual favorecería a todos.

Es una verdadera pena que la Alameda, ni aún con la importancia que tiene, se le da el respeto histórico que se merece; sin mencionar que ésta es uno de los principales parques y plazas donde habitan cierta cantidad de especies, desde una variedad de aves, hasta peces de ornamento, como las Carpas Koi.

Casi justo en medio de la plaza hay una pileta de agua. En medio de la pileta, surge un tuvo que tiene vestigios de haber sido parte de una fuente; solo se podría distinguir como fuente si se encendiera, pues la pileta no tiene las proporciones de profundidad que distinguen a una fuente cualquiera. Aquí viven los peces Koi.

Subes las escaleras que te llevan a la superficie de la pileta y a primera vista te encuentras con un rectángulo verde. Ciertos químicos de extraña precedencia pasan surcando la superficie verduzca tornasoleando la luz del sol que se refleja en ella; dependiendo de la hora puedes lograr ver entre 5 y 8 peces koi, de un tamaño considerable, de unos 30 a  50 centímetros.

Los peces koi han estado en la Alameda durante más de 50 años. El Coordinador de parques y jardines del municipio de San Luis Potosí, Jaime Alonso, menciona, “que hay alrededor de 28 peces, entre Carpas Koi y comunes, con los años han llegado más; antes venían señores de un acuario cerca a llevarse los peces grandes y dejaban otros más chiquitos, pero siempre de la misma especie”.

Se dice que el estanque se limpia cada mes y dura alrededor de un poco más de una semana limpio. No siempre se limpia  por medio del municipio, la sociedad civil se ha puesto de acuerdo varias veces para drenar el agua, cuidar y examinar a los peces, así como también el limpiar los interiores de la pileta. “Pero la verdad es que me gusta que esté así el estanque, el tono verde es por los microorganismos que se empiezan a generar, los peces comen eso, como se dices se autosustenta la pileta”, agrega el Coordinador Jaime Alonso al respecto. “Además, con el agua clarita, siempre les da tentación a las gentes de meterse o de pescarlos, he visto a personas hasta con caña de pescar”, denuncia el Coordinador.

El pez Koi es la variedad doméstica de la especie salvaje, la Carpa común. La longitud máxima del pez koi es de más o menos 120cm y puede llegar a pesar hasta unos 40 kg, es uno de los peces ornamentales más comunes y longevos en el mundo, viven normalmente entre 20 y 35 años, pero hay reportes de ejemplares que sobrevivieron hasta los 70 años. Son omnívoros. se alimentan de los productos que se generan en el propio estanque, o sea de insectos varios, algas y organismos que viven en el fondo.

El problema es que limpiar es sólo una solución temporal que no se hace consecutivamente, siempre se regresa al mismo punto insalubre. Si la cuestión es que se quiere que estén estos peces ornamentales exhibiéndose ahí, entonces que exista la voluntad estética y humana para limpiar y cuidar a los peces y de verdad poder observar la belleza de éstos. De otra forma sólo son peces sin función, ni cuidado y, ahí, se convierte en desinterés contra los animales. La tradición de los peces en la Alameda continuará hasta que sea posible.

Por Fernando Alonso

Facebook Comments

Botón volver arriba
Cerrar
X