Estado

San Luis Potosí sufrirá sequía extrema en el 2020

Durante el Octavo Congreso Internacional de Sustentabilidad que se llevó a cabo en Febrero del año en curso en la Universidad Iberoamericana, los activistas Natalia Lever y Andrés Flores (partícipes en la mesa sobre Cambio Climático) aseguraron que en México el agua será el recurso que más se verá afectado por el cambio climático.

sta afirmación parece ser especialmente cierta aquí en San Luis Potosí, ya que de acuerdo con el director local de la CONAGUA, Joel Félix Díaz, las sequías que se tendrán este 2020 serán todavía más pronunciadas que las del 2019, a tal grado que se ha emitido una Declaratoria de Sequía Extrema para el estado de San Luis Potosí. Félix Díaz comentó durante la sesión ordinaria del Comité de Cuenca del Río Valles que de acuerdo a los estudios hidrológicos, hace 20 años no se presentaba una sequía tan intensa, a pesar de que en los últimos 10 años las sequías se han estado agraviando tanto que incluso ya se ha marcado un cambio de comportamiento en los ríos.

Si bien la zona del estado que más se verá atacada por las sequías es la Huasteca, a la capital y su área metropolitana hay que sumarle las dificultades que se están teniendo en las presas a causa de la contaminación de lirio acuático. Cabe destacar que el lirio acuático es una plaga, la cual además de modificar el equilibrio de los ecosistemas por impedir el paso de los rayos del sol, hace que la potabilización del agua sea más complicada por las sustancias tóxicas que produce el lirio, y por ende la vuelve más cara.

Esta infestación se encuentra presente principalmente en la Presa San José desde hace casi dos años y se calcula que son necesarios 8 millones de pesos para retirarla, sin embargo no se ve claro para cuándo se empezarán los trabajos.

Otra presa que se está viendo gravemente afectada por el lirio es la Presa El Realito, requiriendo unos 15 millones de pesos para su limpieza. La situación con esta presa es que, al pertenecer al estado de Guanajuato, la gestión de acciones y recursos se vuelven muy complejos para los organismos administrativos potosinos. A pesar de que los guanajuatenses no extraen agua de esta presa, sigue estando dentro del territorio del estado vecino, y aún cuando es un cuerpo de agua federal, es el Gobierno del Estado de San Luis Potosí el que paga por dicho líquido, aunque solamente sea utilizado por el municipio capital. Es por esto que el Gobierno Estatal de Guanajuato no se ve interesado por mejorar la condición de la presa, así que el titular de la Comisión Estatal del Agua (CEA), Jesús Alfonso Medina Salazar, intentará obtener apoyo por parte de la CONAGUA para poder darle solución a este problema que se encuentra sumergido en dicha situación.

Medina Salazar también ha informado que dados los niveles de agua de todas las presas, y si las condiciones meteorológicas se mantienen constantes, el agua potable nos durará hasta principios de Abril. Como es imposible controlar las precipitaciones pluviales, Fermín Ricardo Purata Espinosa, director del organismo Intermunicipal de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (INTERAPAS), ha declarado que cuenta con un plan B, el cual consiste en rehabilitar 4 pozos hidráulicos. Purata Espinosa confía tanto en esta alternativa que incluso ya se hicieron licitaciones para la adquisición de bombas y motores y demás equipo para reactivar estos pozos, estimándose unos 4.5 millones de pesos para su inversión.

Como si todo esto no fuera suficiente, según datos del titular de la Unidad de Planeación Estratégica de INTERAPAS, Alberto Rojas Ramírez, el 50% del agua que se distribuye en las redes de agua potable se pierde en el subsuelo. Esto se debe a que los casi 3 mil kilómetros de dichas redes tienen más de 70 años de antigüedad, y su estado físico se encuentra bastante dañado.

Comentarios de Facebook

Botón volver arriba
error: Contenido protegido
 

Bloqueador de publicidad detectado

Ayúdanos a mantener un periodismo independiente desactivando tu bloqueador de publicidad para este sitio.