Estado

Más denuncias: Secretaría de Salud favoreció a empresas de Gabo Salazar

Las empresas ganaron las licitaciones y ese mismo día les pagaron

Tomás Ricardo Coronado Zárate es un abogado que representa a la empresa «QuickShine del Potosí S.A. de C.V.» y que acaba de sacar a la luz una supuesta conversación entre dicha empresa y el ciudadano Gabriel Alan Salazar Soto. Esta conversación, llevada a cabo en Whatsapp hace 3 años, expone una posible manipulación de licitaciones por parte de la Secretaría de Salud de San Luis Potosí.

“Lo estamos ventilando porque desconocíamos el fondo de todos estos mensajes. Ahora estamos viendo las consecuencias.” dijo Coronado Zárate, tras aclarar que Salazar Soto (quien presumía ser contador de QuickShine) le pidió a la empresa participar en la licitación, avisándoles de antemano que no sería la ganadora. De acuerdo con los mensajes que se pueden apreciar, Salazar Soto demuestra que ya tenía experiencia participando en las fraudulentas licitaciones de la secretaría, utilizando diversas empresas que sabía no ganarían para despistar a los demás.

El abogado comentó que “aquí lo que se está demostrando es que ProShine [empresa de Salazar Soto] desde cuándo quería estar participando, y participó, y se le asignaron los contratos. Que pidieron de favor a la empresa [QuickShine] que también participaran en la misma licitación, pero que ellos no iban a salir ganadores. Él [Salazar Soto] iba a adjudicarse el contrato, por eso quiero con esto demostrar que todos los contratos que señaló la Secretaría de Salud fueron manipulados y adjudicados a favor de este señor; le dieron el acceso para que él tuviera el beneficio. Con este Whatsapp les estoy acreditando que ya existía un acuerdo con alguien en el interior de la Secretaría de Salud, para que él [Salazar Soto] fuera el beneficiado de los contratos. Y por eso se habla de contratos millonarios que ahora él fue quien cobró y que, pues bueno, ahora desconocemos si existe realmente lo que vendió.”

Además de la conversación, el lic. Coronado exhibió una factura de la empresa QuickShine (fechada al 31 de marzo del 2017 a las 12:54, de la serie A y con número de folio 004), realizada por el mismo Salazar Soto por $3,058,783.00 y emitida para «SERVICIOS DE SALUD DE SAN LUIS POTOSÍ». Según Coronado Zárate, “esta factura la emitió el despacho de Gabriel [Alan] Salazar Soto. […] Se justificó que por un error su gente facturó a nombre de QuickShine, y debió haber sido a nombre de ProShine, o Kubal, como la conocen de manera formal”.

Dicha factura fue pagada el mismo día de su elaboración, cosa muy extraña para el lic. Coronado, señalando que eso era “cosa que no existe en el procedimiento de adquisiciones del Gobierno del Estado. No existe. No conozco ningún proveedor que le hayan pagado el mismo día.” Otro detalle que indicó es que la empresa QuickShine no vende productos, solamente provee servicios, y en la factura se especifica la venta de material de salubridad.

También aseguró que la empresa QuickShine ha denunciado a Salazar Soto por fraude, pero sospecha que ha habido un “congelamiento” por parte de la policía de investigación, ya que llevan meses sin avanzar en la carpeta de investigación e incluso desconocen los nombres de los agentes encargados.La propia organización Ciuidadanos Observando ha denunciado que en este expediente la Fiscalía General del Estado no ha movido un dedo.

Botón volver arriba
error: Content is protected !!