Estado

Video: Diputada Ángelica Mendoza “charolea” en la clínica del IMSS no 2

Su esposo se niega a respetar las normas y de forma prepotente piden atención especial para su sobrino

San Luis Potosí.- El pasado sábado 8 de noviembre la diputada Angélica Mendoza Camacho en compañía de su esposo fueron protagonistas de una escena de prepotencia y agresión contra personal de seguridad privada en la clínica del IMSS No.2 Cuahutémoc

De acuerdo a una denuncia con vídeo, la legisladora local por MORENA acudió al lugar a solicitar atención médica para su sobrino en el área de urgencias, sin embargo no se le permitió el ingreso debido a que tenía que esperar en el exterior y justificar la atención. Esto habría provocado el enojo de la diputada Ángelica Mendoza, su esposo y hasta de su sobrino quien supuestamente era quien necesitaba “atención médica urgente”.

En el vídeo se aprecia cómo se inicia la disputada y entre empujones, las personas que acompañan a la legisladora logran pasar el primer control, sin embargo son retenidos y se les pide que salgan del lugar y esperen afuera. El esposo de la legisladora se niega atender e inclusive increpa a la seguridad sobre si no conocen quien es su esposa  “se está identificando, acaso la charola que te enseñó no es nada” grita fúrico el esposo de la Diputada.

De acuerdo con las normas establecidas por contingencia, el paciente debe entrar únicamente con un acompañante tras una evaluación para determinar su urgencia, sin embargo el corillo que la legisladora ingresó por la fuerza con más de una persona y el supuesto paciente no presentaba señales de que su vida peligrará pues inclusive participó en los actos de prepotencia y desorden.

En una parte del vídeo se escucha como le piden a Angélica Mendoza para que marque por teléfono al titular de la Secretaría de Seguridad, Jaime Ernesto Pineda Arteaga, en un acto más de exhibicionismo de prepotencia. La legisladora se comunica con un “comandante” del que  se desconoce su identidad para pedir una unidad. Se desconoce si la unidad llegó y que utilidad tuvo, si la legisladora acostumbra a hacer uso de recurso humano de la seguridad pública para emprender actos de desobediencia civil como el atender las normas de un hospital público que aplica para todos los ciudadanos.

Más tarde la legisladora salió a defenderse en respuesta al vídeo, señalando que le arrebataron su celular, le rompieron las uñas, le robaron un anillo de oro  y reconoció que solicitó apoyo a las fuerzas de seguridad, pero aclaró que estás no intervinieron. La diputada en un último acto de prepotencia amenazó con interponer una denuncia contra los elementos de seguridad por el “delito de omisión”.

Comentarios de Facebook

Botón volver arriba
error: Content is protected !!