Estado

(Video) Urban pierde el control y pelea con manifestantes; hasta un celular se robó

José Luis Urban

SLP.- Este día se realizó una manifestación por parte de agremiados del Sindicato Independiente de Trabajadores y Trabajadoras de Gobierno del Estado (SITTGE) por diversas calles de la capital potosina.

Desde la entrada del gobierno de Ricardo Gallardo, sindicatos de burócratas han sostenido un pleito con la administración estatal, acusando a gobierno de realizar despidos injustificados contra los trabajadores. Por otra parte la administración estatal señala que la verdadera causa del desencuentro se debe a que los sindicatos quieren  mantener a trabajadores temporales con un trabajo fijo, aun cuando ya se les venció el contrato. También acusa a los sindicatos de permitir la basificación exprés en pasadas administración y abultar la nómina, así mismo les señala por una serie de abusos en contra del erario como lo son prestaciones desmedidas de hasta por 20 mil pesos y doble seguro.

En conflicto se ha mantenido y se han producido desde el bloqueo de las calles hasta manifestaciones

Durante la manifestación de este día, José Luis Urban conocido por “El Mienta Madres” , hizo presencia en el lugar de la manifestación para montar un operativo de seguridad y mantener todo bajo control, sin embargo fue éste representante de la autoridad quien perdió la cabeza.

En un momento determinado contingente de manifestantes y policías entraron en conflicto, sin embargo Urban en vez de buscar la calma y la cordialidad, terminó participando en el zafarrancho  de forma lamentable. El comandante de la Policía Estatal acusaba a los manifestantes de haberle lesionado un dedo, sin embargo en imágenes se le ve entrando al conflicto totalmente enloquecido.

Inclusive se roba un teléfono con el que le están grabando y sale corriendo del lugar como un ratero más. Finalmente las personas le dan alcance y le exigen que regrese el teléfono pero el energúmeno se resiste. Cuando finalmente se ve totalmente rodeado decide regresar de mal forma el teléfono.

En todo momento se aprecia a sus subordinados mantener la calma y tratar de tranquilizar  a su jefe, pues hasta ellos percatan que su mando a perdido totalmente los estribos.

Finalmente lo que sería una manifestación por la ciudad más terminó con una lamentable exhibición por parte de las autoridades.

Comentarios de Facebook

Botón volver arriba