OPINIÓN

La soga al cuell Liliana y el abogado del diablo

En este país, todo mundo es considerado culpable, al menos hasta que puede comprar la inocencia.

 

 

Salió el tiro por la culata. Incluso se dieron a la tarea de difundir el video de un par de minutos donde la doctora Mónica Liliana Rangel se declara culpable y acepta la pena que se le va imponer. En términos de justicia restaurativa (lo digo porque el juez de control hace la cita) la doctora Mónica debería haberse disculpado, y no sólo con la cuenta bancaria de donde mandó sacar el dinero o el libro contable que alteraba constantemente, sino con los miles de potosinos que padecieron (¿acaso algunos murieron?) las políticas de salud durante el reinado de la dama de hierro.

 

Ahora sí que como dice el meme popular (ya metidos de lleno en la era de la estupidez) “te quisiste lucir y quedaste como estúpido”. El juez de control hasta como que le quiere echar estilo sabiendo que se estaba grabando para difundirse. En ese pequeño segmento de video la doctora Mónica no parece arrepentida, incluso se le nota impasible, tolerante, paciente. Si el juez le hubiera pedido que se pusiera de rodillas, también lo hubiera hecho. Dicen que: “solamente quién carga el morral, sabe lo que trae adentro”.

 

Falta que salgan los video memes de la doctora donde al final se escuchen los gritos hilarantes de un grupo de negros afroamericanos de algún barrio bajo que, sorprendidos por la ágil respuesta de uno de ellos, le festejan su agilidad mental y la impertinencia de su respuesta en un breve duelo de esgrima verbal. Ese video – meme se usa para decir que al final el más chingón está reservando su estocada final y la usa. Acto seguido aparecen un lentes oscuros y se colocan sobre la imagen suspendida del personaje que acaba de hacer un zasca magistral mientras se repiten reverberantes los acordes de una base de rap.

 

Casi me imagino a la doctora con los brazos cruzados, paliacate amarrado en la cabeza y los lentes oscuros colgando hacia la nuca, (señal universal de que su barrio la respalda) un par de malandros de piel más oscura flanqueando, y la foto tomada de abajo hacia arriba, y ella, con su mirada fría, como diciendo: “sé dónde vives perra”. La verdad es que la doctora Mónica ha pasado por muchas vicisitudes en la vida, peor que un marido abusivo y golpeador (que después fue reducido a un guiñapo) no puede ser la cárcel, eso es el infierno. Y la doctora salió caminando del tártaro.

 

Casi de forma inmediata la indignación popular condenó a la justicia potosina, ellos mismos tuvieron la culpa, me refiero a los que han querido convertir esta feria de detenciones en un espectáculo público. Detener a tres o cuatro funcionarios del gobierno anterior, para hospedarlos en el hotel más caro de San Luis, y al final salir con que se transó “la reparación del daño”, mejor no hubieran hecho tanto escándalo. Y peor si como política de estado, se empeñan en hacer de un pedorro juicio una telenovela. La gente no quiere que los delincuentes cumplan una condena, exigen que sufran.

 

Nuestro sistema de justicia no parece muy serio como se ve en las series estadounidenses, claro que aquí no es necesario convencer a un jurado para probar “duda razonable”, aquí basta con llegarle al precio al fiscal y cubrir la tarifa del juez de control que esté de turno, que tampoco es tarugo y está enterado que quien da el martillazo al final, es el que sella el trato. En este país todo se compra y todos se venden.

 

Lo que sí es sorprendente es la gente que se indigna, cuán ignorantes son. Esto que sucedió con el caso tan sobado (y tan sonado) de la ex secretaria de salud es cosa de todos los días. Las cárceles están llenas de personas que no tienen los suficientes ceros en una cuenta bancaria para obtener un trato y “resarcir el daño” que le hicieron a la sociedad. Es curioso que a Mónica Liliana que manejó a su antojo un presupuesto superior a los siete mil millones de pesos y vino a caer por simular una compra de insecticida para combatir el mosquito que transmite el dengue. Como dice el otro meme famoso: no lo sé Rick, parece falso.

 

En la carcél se queda Miguel Ángel Lutzow Steiner quien suplió a Mónica Liliana Rangel como titular de salud desde febrero del 2021, justo cuando la doctora se lanzó a la fama como candidata al gobierno del estado por MORENA. El doctor Lutzow es como esos personajes secundarios que hay en toda película (por lo general de ascendencia afroamericana o latina) y que harán el sacrificio ofreciendo su vida en la última escena de la película para que el héroe pueda escapar con la rubia sano y salvo. Arrepentido debe estar del día que le aceptó al ex gobernador Juan Manuel Carreras cubrir el interinato, ya ni siquiera había de donde manotear. Los tratos ya se habían hecho y estaban pagados los diezmos.

 

Cuando lo detuvieron acusado de asociación delictuosa y abuso de autoridad, se veía tranquilo, quizás pensando que la doctora tenía la forma de resolver la situación, creyó insulsamente que todo se aclararía. Otro se hubiera acogido al “criterio de oportunidad”, sería impensable, el tipo es un perro fiel y desde que la doctora Mónica Liliana lo trajo desde las Ciudad de México recomendado como un experto epidemiólogo, la verdad es que nunca tuvo mayores complicaciones. El tipo es una línea recta sobre una hoja en blanco.

 

Pensar que algún día Lutzow testificará en contra de la doctora es iluso, antes que eso le pasaría un accidente, allá adentro la vida no vale nada. Por menos de lo que acá afuera se paga por unos tacos con “el pata”, allá adentro te andan dando un susto que si no te deja loco, cuando menos te acuerdes ya estarás pagándole a Caronte el peaje. Dudo mucho que Miguel Ángel Lutzow Steiner tenga tantos ahorros como su ex patrona, seguramente optará por defenderse de los cargos en su contra y buscará  demostrar su inocencia, pero le llevará tiempo.

 

Sea pues Mónica Liliana Rangel, al sistema venciste, perdiste más de lo que diste, pero obtuviste más de lo que pediste, para ti la justicia no existe, fuiste luz y oscuridad, pero ese no era el chiste, tu gobernador el güero triste, te abandonó a tu suerte y eso es lo más triste.

 

@gandhiantipatro

Comentarios de Facebook

Botón volver arriba