Home / ARTE / The Riot Garden, el primer acierto de “On”

The Riot Garden, el primer acierto de “On”

Fernando Domínguez Convocatoria OnEspectacular inauguración del Proyecto Escénico On con la presentación de la obra dancística “The Riot Garden” de Fernando Domínguez, apuntando un gran primer acierto para esta convocatoria.

Por Carlos Garrinoise .- Los únicos peros que podemos poner de esta presentación son fútiles y sin relación con el discurso artístico, pues a pesar de que entre ellos hay algunos tenues defectos de iluminación al inició que no dejan ver la gestualidad del cuerpo de los interpretes( situación solo comentable  en los primeros 20 minutos) , además de alguna disparidad en los unísonos, la obra se desarrolló de forma magistral sin descuidar en ninguno momento la danza, por lo que los detalles anteriores pueden ser pulidos con la consecuente presentación de la obra y es lo que muchos esperamos.

Dejando atrás el “negrito en el arroz” la obra destaca por muchos puntos. Iniciaremos hablando por el más importante que es la danza:  sin duda la creación de Fernando Domínguez representa una madurez  en relación con lo propuesto hace dos años en el Festival Lila López. El discurso ha sido bien cuidado y a pesar de trabajar con esferas, un punto riesgoso que podría volver la coreografía predecible, la verdad es que siempre estuvo en “Crescendo”, está fue en continuidad muy expectante y emocionante,  línea que se mantuvo hasta un final de éxtasis.

Continuando con los riesgo, la selección musical está dentro de este tenor, y es que el emplear música electrónica la cual incluso en ella se expresa el arte sonoro absoluto, un género artístico no bien recibido en México debido su estética, pretender un desafió y aspiración que a mi parece se logró de forma certera. La coreografía supo abordar la sonoridad sin que está fuese una adorno  más y a su vez sin que el sonido arrebatara atención alguna.

Algún comentario tome de por ahí en el que su autor reprochaba que la presentación se realizará en el Teatro de la Paz, debido al desnivel que tiene y que pone en riesgo la presentación por el manejo de pelotas, su petición era que The Riot Garden se presentará en el Auditorio del Centro de Difusión Cultural Raúl Gamboa, donde no habría tal problema. Desconociendo yo la razón y quizá a capricho de las autoridades, terminó presentándose en el magno recinto y el joven Dóminguez al parecer pudo contestar al reto que a mi parecer lo que hizo es que brillara más y fue merecedor de dicho recinto, ya que en el ya mencionado pretendido podría opacar un poco la obra por la decadente iluminación, a mi consideración su demanda artística se materializo, aunque claro jamás a un artista se le debe pedir que esté contento con su trabajo, no si lo que uno desea es que siga en su viaje a la transcendencia.

Colegas quienes han sido detractores de Fernando por algunas presentaciones en el ayer, pero que creen en mi palabra y juicio, les hice notar que su ausencia fue costosa pues se perdieron de un deleite de espectáculo escénico menesteroso de la algarabía de las autoridades culturales que han empleado para anunciar el proyecto On en general ; con un discurso original o con buena apropiación, que regale expectación, que no se quede en el egoísmo del supuesto entendimiento del artista, pues  a su vez tenga la universalidad del arte que solo se logra con el perfeccionamiento en esta obra lo podemos ver.

Una de las cosas que lamento de la obra por el momento es que está presentación se vuelva a fondo perdido, lo que sería imperdonable pues el trabajo del creador y quienes intervinieron debe congratularse en muchos más aplausos del público; con esto quiero decir que sería bueno pretender una temporada de este montaje que sin duda será el principal embajador del Proyecto Escénico On .

Las fotos y el vídeo en las próximas horas 😉

No olvides seguirnos en Facebook