Home / CULTURA / Doble Doblez, el trabajo lúdico-espacial de Manuel Marín en el Federico Silva

Doble Doblez, el trabajo lúdico-espacial de Manuel Marín en el Federico Silva

img_4435

Este viernes 9 de diciembre a las 9 de la noche el Museo Federico Silva, Escultura Contemporánea, tendrá la inauguración de la exposición Doble Doblez.

Manuel Marín: pintor, escultor, dibujante, arte correista, profesor, teórico. Nacido en la ciudad de México en 1951. Cursa la carrera de pintura en Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado, INBA, SEP (1969-1973), recibe el premio al Mejor Estudiante. En ese mismo periodo cursa la carrera de ingeniería mecánica en la ESIME, IPN y es galardonado como el mejor promedio de su generación. Realiza la maestría en matemáticas UPICSA, IPN.

En 1974 realiza su primera exposición individual y a la fecha ha realizado 100 de ellas, mostrando su trabajo tanto en México como en el extranjero. Ha recibido diversas distinciones entre las más recientes Estancia de Producción en la fundación Svaneke Gaarden, Dinamarca, 2002. Deutsche Welle, Bonn seleccionado como el artista representante del continente americano con la escultura urbana Comunicación cruzada. 2004.

En 2012 es nombrado Miembro de Número, en la sección de Pintura de la Academia de Artes. Es también Creador artístico, del SNCA-CONACULTA. Ha sido profesor titular a nivel licenciatura y maestría en la ENAP, y San Carlos, UNAM y en la ESIME, IPN. Coordina y participa en el proyecto pictórico Metamorfosis, colección pictórica de 90 artistas de tres generaciones, bajo el tema Las Metamorfosis de Ovidio, en el que se recrean estos mitos, con la característica de que el formato dividido por la mitad, lo permite la interrelación de las obras, generando un juego de imágenes aleatorias que extrapola el concepto de metamorfosis a su límite.

Ha generado publicaciones teóricas como: Espacios y Cosas, 1994. ENAP, UNAM; Tzompantli, 2012 CONACULTA; El tiempo de la pintura, 1996. ENAP, UNAM; Intenciones del Ver, 2000. CONACULTA-FONCA; Imagen, 2007. CONACULTA; Mirada 2010 y Endimión 2012, Petra Ediciones.

En el campo de la escultura su atención se centra en el desarrollo de esculturas planas, dibujadas, móviles y armadas, así como el estudio del espacio mediante el desarrollo de conjuntos escultóricos, que pretenden representar un espacio dentro del espacio real para reproducir con ello un fenómeno visual concreto, como la perspectiva o la luz, ejemplos de ello son: La señora de las moscasMuertos frescosEsquinasHermafrodita, obras que se muestran en la exposición Doble Doblez que se inaugura este viernes a las nueve de la noche, y que han generado opiniones tan diversas y subjetivas.

“Las figuras que Manuel  Marín recorta en delgadas tiras de metal se retuercen, se pliegan, adoptan posiciones insoportables e inverosímiles, se colocan de cabeza, abren y alzan las piernas, doblan los brazos, los estiran, los encogen,  aunque no estén bailando ni haciendo yoga ni sean locos ni epilépticos, son estatuas  inusitadas, esculturas  sinuosas, recortadas sobre un vigoroso material, colocadas sobre la pared o sobre un mueble especial,  adoptando formas diversas y ocupando varias locaciones en el espacio, sobre una repisa o una mesa, o trepando hasta el techo, situadas a mitad de una pared, arrinconadas convenientemente en las esquinas: coinciden en mi memoria,  excepto por su muda locuacidad, con esas muñecas de cartón que, cuando niña,  me permitían revestirlas con otros trajes coloreados de papel mientras jugaba”, escribió Margo Glantz sobre la obra de Manuel Marín.

“Tiene algo de happening, y algo de ceremonia oficial con alabardero. No es una pasiva fiesta visual, las manos también entran en juego: hay tres dimensiones, por lo tanto, y el festín de Esopo Marín es escultórico. Los animales hablan, el desfile es zoomórfico y el saborcillo del banquete es politeísta. Son las fábulas morfológicas de maese Marín”, describió Hugo Hiriart.

Sobre su obra, Manuel Marín la autodefine como “un ejercicio lúdico de figuras desarmables que parecen perder volumen para convivir con el espacio bidimensional (…); Hay figuras icónicas fácilmente identificables que causan un efecto de empatía con nuestro yo niño, casi nos obliga a jugar con las piezas”. Estructuras de torre, acostadas o deformadas hacen más difícil de identificar los elementos básicos. Autor de varios títulos de libros para primeros lectores; Animales en el agua de Papel, 1996 y Animales en el aire de papel) Petra Ediciones, serie de animales suajados y armables, son la génesis del trabajo que ahora se expone en Doble Doblez, exposición que se inaugura este viernes a las 21 horas en el Museo Federico Silva, Escultura Contemporánea.

No olvides seguirnos en Facebook