Estado

#8M: Mujeres toman las calles de San Luis Potosí

Como parte de la iniciativa #TomaLasCallesNoCalles , este día  feministas colocaron el nombre de mujeres en las esquinas y señaléticas de algunas calles del Centro Histórico, con la intención de destacar el trabajo de varias mujeres, así como visibilizar los casos de feminicdio.

Esta iniciativa de impacto nacional, es una de las tantas expresiones que se suman este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, día en el que se conmemora a la lucha de miles de mujeres por defender sus derechos que por siglos han sido mancillados, así como visibilizar la violencia machista sufren en un país como lo es México.

La pandemia ha provocado que diversos eventos multitudinarios sean cancelados, sin embargo desde el bastión feminista se han buscado soluciones creativas para no quitar el dedo del renglón sobre una fecha tan importante como el 8M, resaltando además que la lucha no es de sólo un día, esta es constante y con demanda una mayor fuerza en un Estado con tantos feminicidios como lo es San Luis Potosí.

A continuación se replica integro el comunicado desplegado en la página de Facebook «Movilización Vivas nos queremos San Luis Potosí»

Frente a una ciudad pensada en clave masculina, que invisibiliza las historias y las existencias de las mujeres; frente al lenguaje patriarcal, que nos coloca a las mujeres como acompañantes, amantes frágiles, musas silentes y cuerpos domesticados; frente a la historia de hombres, escrita por hombres, que nos ha pensado a las mujeres como otredad; frente a los múltiples riesgos y desgastes que vivimos las mujeres trabajadoras a lo largo de la pandemia de COVID-19; frente al agravamiento de la violencia machista durante la cuarentena; frente a las complicaciones que han surgido en el contexto de la pandemia, para dar continuidad a nuestra organización feminista en las calles; frente a todo ello, es que el día de hoy, 8 de marzo de 2021, Día Internacional de La(s) Mujer(es) Trabajadora(s), hemos intervenido nombres de calles, para okuparlas con narrativas propias, y visibilizar a mujeres trabajadoras de San Luis Potosí.
Sus héroes no tienen valor alguno para nosotras, sus monumentos de hombres armados, o de hombres con traje, sus calles tapizadas de nombres de políticos y generales, sólo son un lienzo para intervenir con historias propias de lucha. No somos las mujeres esculpidas por hombres, cuyas estatuas adornan la ciudad: aquellas que se ubican detrás, o desnudas y puestas para contemplar. Tampoco somos “La mujer”, somos las mujeres, en plural, diversas y creadoras. Somos las trabajadoras, las encapuchadas, las brujas guardianas de la memoria, las niñas, las mujeres con discapacidad, las madres y las que estamos en huelga de vientre, las lesbianas, las de los murales del barrio, las locas, las putas, las desterradas, las infieles, las traidoras, y millones más. Somos nuestras experiencias singulares y nuestra resistencia colectiva, y aquí estamos, otra vez en las calles este 8M, tomándolas y resignificándolas, porque ¿qué son las calles sino un territorio de lucha?
Hoy resistimos, y ponemos en las calles los nombres de algunas de las incontables mujeres que trabajan en esta ciudad. Visibilizamos el trabajo de enfermeras, médicas, madres, cocineras, artistas, trabajadoras del hogar, activistas, ingenieras, científicas y más. Reconocemos el trabajo que realizamos diariamente las mujeres, y con ello, hacemos un llamado a la memoria, para nombrar y no olvidar, para salir del anonimato, y para transformar, porque sabemos que el silenciamiento histórico no nos llevará a ningún otro lado. Estamos unidas, y seguimos luchando, no perdonamos ni olvidamos la violencia machista, no perdonamos ni olvidamos la apropiación histórica del trabajo realizado por mujeres, no perdonamos ni olvidamos las dobles o triples jornadas laborales no remuneradas, producto de la división sexual del trabajo. Y alzamos nuestras voces para decir con mucha fuerza que la lucha continúa, que hoy reconocemos, visibilizamos y resignificamos el trabajo que realizamos diariamente las mujeres.
Ahora nosotras escribimos la(s) historia(s). Este 8M, abrazadas a nuestra rabia colectiva, seguimos okupando los espacios públicos y privados. Escuchen bien este grito conjunto, y téngannos miedo: ¡Ni una calle más, ni un monumento más a sus héroes!

La Paranoia, el programa de política más irreverente de San Luis
Botón volver arriba
error: Contenido protegido