Estado

UASLP abandonan a su suerte a ex director de la Facultad de Derecho, enfermo de COVID

José Abraham Oliva Muñoz, actualmente asesor de la Secretaría General, cuenta con más 25 años al servicio de nuestra Máxima Casa de Estudios.

San Luis Potosí, S. L. P.- Pese a su amplia trayectoria como servidor universitario, el abogado José Abraham Oliva Muñoz ha sido dejado a su suerte, pues luego de que resultara contagiado por COVID 19, varios funcionarios de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí le cerraron las puertas de recibir apoyo oficial para que se le brindara la atención médica necesaria, luego de que se le negara el servicio en dos instituciones por presuntas anomalías en las pólizas del seguro de gastos médicos al que debería ser acreedor.

Por lo anterior, a través de mensajes por diversas redes sociales, compañeros del funcionario universitario solicitaron ayuda para quien hasta hace unos meses fuera Director de la Facultad de Derecho, señalando que con el caso de su compañero en desgracia demuestra que la UASLP “no tiene capacidad en todos los aspectos”, para brindarle apoyo moral ni económico.

Indicaron que a pesar de que Abraham Oliva ha entregado más de 25 años de trabajo a esa casa de estudios “no ha recibido la atención de sus dichosas pólizas de seguro de gastos médicos”.

Agregaron que ayer domingo, ya se les solicitó la atención a varios funcionarios de primer nivel, vía telefónica y nadie respondió al llamado, motivo por el cual instaron a otros servidores universitarios a que levanten la voz para ser escuchados.

Vale mencionar que Abraham Oliva se ha desempeñado en diversos cargos dentro de la administración universitaria, como asesor de la Secretaria General y la rectoría del arquitecto Manuel Fermín del Villar Rubio, de donde se proyectó hacia la dirección de la Facultad de Derecho, y ahora en el rectorado del doctor Alejandro Zermeño Guerra, de nueva cuenta se desempeña como asesor de la Secretaría General.

De acuerdo a versiones de familiares y amigos, el funcionario en cuestión, al no poder utilizar sus servicios médicos privados debió recurrir a los servicios del ISSSTE, donde se ha informado a sus allegados que no se cuenta con el medicamento necesario para atenderle adecuadamente por la afectación del COVID 19, en tanto que si quisiera utilizar los servicios del servicio médico privado de los hospitales Beneficencia Española o Star Médica, a los que debería de acceder mediante su póliza de seguro, por ahora debería aportar una cantidad de 650 mil pesos, como garantía, los cuales no tiene a la mano su familia, al momento.

Comentarios de Facebook

Botón volver arriba
error: Contenido protegido
 

Bloqueador de publicidad detectado

Ayúdanos a mantener un periodismo independiente desactivando tu bloqueador de publicidad para este sitio.