DENUNCIAEstado

Protestan alumnos de la UASLP ante ola de violencia e inseguridad alrededor se su escuela

“Quiero que mis papás vengan a mi titulación, no a recoger mi cuerpo”, “Vivas se las llevaron, vivas las queremos” y “Queremos seguridad” son algunas de las frases que se escuchaban en la marcha pacífica que realizaron el día de hoy los estudiantes de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí.

El colectivo integrado por estudiantes y padres de familia se reunió a las 14:00 horas en Avenida Cuauhtémoc, luego de que el viernes pasado ocurriera el intento de secuestro de una estudiante.

Según lo relatado por la joven que sufrió el atentado, dos tipos la interceptaron saliendo de la escuela a eso de las 12 del día, pero afortunadamente ella alcanzó a correr al Departamento Universitario de Inglés de zona centro.

Como este caso hay muchos otros, aunado a que se han identificado camionetas y sujetos sospechosos circulando por la Facultad de Derecho, Administración y Contabilidad.

El grupo hizo su primera parada en el Edificio Central de la máxima casa de estudios, pidiendo ser escuchados, pero nadie salió a recibirlos, este hecho es indignante, pues son los estudiantes el pilar de la UASLP y las autoridades deberían estar conscientes de ello.

A pesar de todo, en este lugar entregaron un pliego petitorio donde pedían:

  • Ejecutar un sistema de patrullaje permanente por parte de la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana y la Secretaria de Seguridad Pública del Estado de San Luis Potosí
  • Implementar un programa de instalación de Botones de Pánico con enlace a las instituciones de seguridad púbica pertinentes
  • Enlazar los controles del sistema de Cámaras de Videovigilancia C4 y C5
  • Crear una mesa de seguridad entre las autoridades en seguridad pública y representantes de la comunidad estudiantil.

Posteriormente se dirigieron al Palacio Municipal, donde los policías les cerraron la puerta y los agredieron. Por su lado los funcionarios del ayuntamiento les rompieron sus pancartas y los empujaron, argumentando que ese no era el Palacio de Gobierno, pero los alumnos respondieron con frustración que “son estudiantes, no delincuentes”.

Fue Ulises Tello, jefe de prensa de la dirección de Cultura, quien tranquilizó a los agentes y les dijo que los dejaran protestar en paz, a él le entregaron un pliego petitorio y continuaron su caminar hasta la Fiscalía General del Estado, donde clamaron por una mayor atención de las autoridades.

Por último, se sabe que Hermes Barragán Hernández, presidente de la FUP, una vez finalizada la protesta realizó una reunión de trabajo con autoridades municipales y estatales, para hacer valer los derechos y exigencias de los universitarios.

Comentarios de Facebook

Botón volver arriba